Saltar al contenido

Características de los lobos

Características de los lobos

Las características de los lobos son una forma fascinante y práctica de conocer información útil sobre estos animales. Son muchos los mitos que viajan alrededor de los lobos, la más común es que dichos animales “atacan a los seres humanos” surgiendo así miles de historias fantasiosas acerca de estos ataques en la naturaleza. Sin embargo, debemos recordar que esta especie también es muy importante ya que aporta su grano de arena para la conservación de los ecosistemas donde habita. A continuación, hablaremos sobre diferentes características generales que nos acercarán un poco más a estos majestuosos caninos.

Comportamiento y hábitos de los lobos

En primer lugar, si hablamos de reproducción dentro de la manada se sabe que el macho alfa y la hembra beta son los únicos dos que se reproducen. Al menos en la mayoría de los casos suele ser así. Por otro lado, es costumbre que sea la manada completa la que se haga responsable del cuidado de los lobos recién nacidos. Las crías de los lobos suelen nacer en los lugares donde deciden sus madres y deberán permanecer allí durante las primeras cuatro semanas de vida como mínimo.

Además, el promedio de vida de un lobo que no se encuentra en cautiverio es de apenas unos 6 u 8 años. Por otro lado, aquellos que sí lo están pueden llegar a tener una esperanza de vida de al menos 15 años. Requieren de un amplio espectro para poder correr y vivir libremente, por lo tanto son capaces de correr hasta 35 millas por hora durante unos 20 minutos. Cuando ocupan su ritmo lento, viajan alrededor de 5 millas por hora.

Curiosidades sobre los lobos

Peso y tamaño de los lobos

En líneas generales, los lobos promedio deberían medir alrededor de 75 centímetros y pesar por lo menos 50 kilos. Pero la realidad es que, el peso y el tamaño de los lobos dependerá en gran medida de la zona que habitan. Cuanto más al norte se encuentren más grandes y pesados son. Los lobos más robustos y grandes son habitantes de Canadá y Alaska.

Olfato y visión

El lobo cuenta con una amplia y segura habilidad para cazar, son capaces de captar a sus presas tanto de día como de noche. Poseen un agudo sentido del olfato y una visión perfecta, sin importar que las condiciones de luz no sean las mejores o las más prácticas.

El pelaje

El pelaje de un lobo es otra de esas características que variará según la geografía y la época del año. Un lobo cuenta con dos capas de pelo voluminoso para protegerse de diversos factores ambientales como son: El agua, la nieve, la suciedad, las bajas temperaturas y cualquier otra variación climática que pueda afectarlos.

La coloración estándar (y la que muchos conocen) es la gris. Sin embargo, puede ser blanca, marrón, rojiza o negra. Casi siempre el color del pelaje se mezcla con diversos patrones naturales de nacimiento, estos patrones son perfectos camuflajes para esconderse de posibles enemigos.

Cazador inteligente

El lobo además, es conocido por ser un excelente cazador. La dieta que llevan puede llegar a ser variada pero siempre se caracterizan por ser carnívoros. Desde cerdos, ovejas, ciervos, renos, cabras, alces, caballos y bisontes. De hecho, también son capaces de alimentarse de aves y diversos roedores cuandos sus fuentes de alimento son escasas.

Los lobos siempre actuarán en manada a la hora de cazar, lo hacen a modo de lograr excelentes estrategias que permitan atrapar sin posibilidad de escape a su presa. Una de sus técnicas es la de esconderse y esperar la distracción o por el contrario, hostigar a su presa y cansarla a través de una gran carrera.

Organización y forma de vida

La forma en la que se organizan es a través de manadas. Uno de los aspectos claves por la cual los lobos destacan es precisamente por su organización y forma de vida. Todo esto lo desarrollan a través de una jerarquía muy estricta. Tanto el macho como la hembra reproductora se encuentran en la cúspide de la pirámide. Por lo tanto, serán los primeros en alimentarse y en llamar a la manada entera para compartir el alimento. Por último, los lobos son animales ejemplares en cuanto al compañerismo se trata.